miércoles, 2 de febrero de 2011

Valentín K./ Crónica del Viento

El Cariño Tranquilo



Con los años se calman los ardores
de la pasión y el fuego alborotado,
el entusiasmo juvenil y ardiente
del sexo y del placer le cede el paso
a otra forma de amor más reposada,
a un cariño profundo y sosegado,
al goce de las horas y los días
de compañía y de descanso amable.
Ese cariño manso y sin urgencias
no tiene el fuego apasionado, intenso
de la pasión ardiente y desatada,
pero es amor también, amor profundo,
amor que va ya más allá del mero
disfrute de la piel y del abrazo,
amor que nace de la cercanía
de las mentes unidas por la vida
y por tantos recuerdos compartidos
y por la unión profunda de las almas.


http://cronicadelviento.blogspot.com/

2 comentarios:

  1. Mil gracias, Lorena. Es un honor ver mis versos en este hermoso espacio. Un beso,
    V.

    ResponderEliminar