martes, 1 de febrero de 2011

Diego Aristizabal Fernández


Mundo de fantasmas hambrientos




¡No se golpeen la cabeza con el cielo color lodo!                                                                                                                               Bueno, las señoras si vayan y graznen en un volumen que ensordece a murciélagos
después de arruinarse sus complejos(porque es cosa de ingeniería hacerlos)
arreglos de proteinas y demás compuestos.
Ah, perdón, ¿les dolió que ofendiese sus arreglos de pelo?

Qué bueno que su opinion es irrelevante a este lado y a esta orilla.

Abajo abajo todos, que mal le ira al que se quede atrás y tenga que ayudarlo a bajar, usando este remo. 

Y créanme que huesos pálidos y todo, pero lo sé manejar muy bien, gracias.

Abajo ustedes también niños, las Praderas están allá, cuidado con la forma de cargar a ese bebé ¿eh señorita?, no me importa si es tu hermano o no.
Caramba, que poco les enseñan allá arriba...
Y cuidado con los ecos, niña, que tú y él son bocados muy buenos aquí.
Ahora largo, que tengo toda una eternidad de trabajo por delante.



1 comentario:

  1. Muy buen trabajo. Espectante y espeluznante. Un abrazo

    ResponderEliminar